Más reciente

Albert Einstein y su fórmula

 

Albert Einstein nació en Ulm, Württemberg, Alemania, el 14 de marzo de 1879. Seis semanas después su familia se mudó a Munich, comenzando allí sus estudios a edad escolar en el Gimnasio de Luitpold. Con posterioridad, la familia Einstein se trasladó a Italia y Albert continuó con su educación en Aarau, Suiza e ingresando en 1896 a la Escuela Politécnica Federal Suiza en Zurich para ser educado como profesor en física y matemáticas. En 1901, el año de su graduación, Einstein adquirió la ciudadanía suiza y, como no podía conseguir ningún empleo relacionado con la educación, tuvo que aceptar una posición como ayudante técnico en la Oficina de Patentes Suiza. En 1905 Einstein obtuvo su doctorado.

Durante su estadía en la Oficina de Patentes, y en su tiempo libre, produjo mucho de su notable trabajo y en 1908 fue nombrado “Privatdozent” en Berna. En 1909 se convirtió en “Professor Extraordinary” en Zurich, y en 1911 Profesor de Física Teórica en Praga, regresando a Zurich al año siguiente para cumplir con un trabajo similar. En 1914 fue designado Director del Instituto de Física Kaiser Wilhelm y también fue nombrado Profesor en la Universidad de Berlín. Obtuvo la ciudadanía alemana en 1914, pero renunció a la misma por razones políticas en 1933, emigrando a los Estados Unidos para tomar un cargo de Profesor de Física Teórica en Princeton. Se convirtió en ciudadano norteamericano en 1940, retirándose de su trabajo en 1945.

Después de la Segunda Guerra Mundial, Einstein era un miembro destacado del Movimiento Gubernamental Mundial, e incluso en 1952 se le ofreció la Presidencia del Estado de Israel, que él rechazó, y colaboró activamente con el Dr. Chaim Weizmann para el establecimiento de la Universidad Hebrea de Jerusalén.

Einstein siempre parecía tener ideas claras sobre los problemas físicos y la determinación para resolverlos. Tenía una estrategia propia y era capaz de visualizar las fases principales para el cumplimiento de su meta. Él consideraba a sus logros mayores como meros escalones hacia los próximos avances.

Al inicio de su trabajo científico, Einstein comprendió las limitaciones de la mecánica Newtoniana y su teoría especial de la relatividad se originó en un esfuerzo por conciliar las leyes de la mecánica con las leyes del campo electromagnético. Einstein trató con los problemas clásicos de la mecánica estadística y otros problemas en los cuales también intervenía la teoría cuántica: esto condujo a una explicación del movimiento Browniano de las moléculas. Investigó las propiedades termales de la luz con una densidad de radiación baja y sus observaciones contribuyeron a la fundación de la teoría del fotón de luz.

En sus primeros días en Berlín, Einstein postuló que la interpretación correcta de la teoría especial de la relatividad también debería proporcionar una teoría de la gravitación, y en 1916 publicó su artículo sobre la teoría general de la relatividad. Durante este tiempo contribuyó también con los problemas de la teoría de la radiación y la mecánica estadística.

En los 1920’s, Einstein se involucró en la formulación de las teorías del campo unificado, aunque continuó trabajando en la interpretación probabilística de la teoría cuántica, y continuó con este trabajo en los EE.UU.. .Contribuyó igualmente a la mecánica estadística por su desarrollo de la teoría cuántica de un gas monoatómico y también obtuvo valiosos resultados en relación a las probabilidades de transición atómica y también la cosmología relativista.

Después de su retiro continuó trabajando a favor de la unificación de los conceptos básicos de la física, siguiendo un método opuesto, la geometrización, al que seguían la mayoría de físicos.

Las investigaciones de Einstein están, por supuesto, bien documentadas y sus trabajos más importantes incluyen: Special Theory of Relativity (1905), Relativity (English translations, 1920 and 1950), General Theory of Relativity (1916), Investigations on Theory of Brownian Movement(1926), and The Evolution of Physics (1938). Entre sus trabajos no-científicos: About Zionism(1930), Why War? (1933), My Philosophy (1934), and Out of My Later Years (1950) son quizás los más importantes.

Albert Einstein recibió numerosos grados de doctorado honorario en ciencia, medicina y filosofía de muchas universidades europeas y americanas. Durante los años 1920’s disertó en Europa, América y el Lejano Este y fue reconocido por las principales universidades del mundo entero. Ganó numerosos premios en reconocimiento de su trabajo, incluso la Medalla Copley de la Sociedad Real de Londres en 1925, y la Medalla Franklin del Instituto Franklin en 1935.

La música jugó un rol importantísimo en su vida, a la cual usaba como un medio de relajación. Se casó con Mileva Maric en 1903, unión de la cual nacieron una hija y dos hijos; su matrimonio finalmente se disolvió en 1919 y en el mismo año Albert se casó con su prima, Elsa Löwenthal quien falleció en 1936. Einstein murió el 18 de abril de 1955 en Princeton, New Jersey.

Tomado de: Espacial.org

 

MÁS SOBRE ALBERT EINSTEIN

Stephen W. Hawking


La conexión de Einstein con la política de la bomba nuclear es bien conocida: firmó la famosa carta al presidente Franklin Roosevelt que impulsó a los Estados Unidos a plantearse en serio la cuestión, y tomó parte en los esfuerzos de la posguerra para impedir la guerra nuclear. Pero éstas no fueron las únicas acciones de un científico arrastrado al mundo de la política. La vida de Einstein estuvo de hecho, utilizando sus propias palabras, «dividida entre la política y las ecuaciones».

La primera actividad política de Einstein tuvo lugar durante la primera guerra mundial, cuando era profesor en Berlín. Asqueado por lo que entendía como un despilfarro de vidas humanas, se sumó a las manifestaciones antibélicas. Su defensa de la desobediencia civil y su aliento público para que la gente rechazase el servicio militar obligatorio no le granjearon las simpatías de sus colegas. Luego, después de la guerra, dirigió sus esfuerzos hacia la reconciliación y la mejora de las relaciones internacionales. Esto tampoco le hizo popular, y pronto sus actitudes políticas le hicieron difícil el poder visitar los Estados Unidos, incluso para dar conferencias.

La segunda gran causa de Einstein fue el sionismo. Aunque era de ascendencia judía, Einstein rechazó la idea bíblica de Dios. Sin embargo, al advertir cómo crecía el antisemitismo, tanto antes como durante la primera guerra mundial, se identificó gradualmente con la comunidad judía, y, más tarde, se hizo abierto partidario del sionismo. Una vez más la impopularidad no le impidió hablar de sus ideas. Sus teorías fueron atacadas; se fundó incluso una organización anti-Einstein. Un hombre fue condenado por incitar a otros a asesinar a Einstein (y multado sólo con seis dólares). Pero Einstein era flemático: cuando se publicó un libro titulado 100 autores en contra de Einstein, él replicó, «¡Si yo estuviese equivocado, uno solo habría sido suficiente!».

En 1933, Hitler llegó al poder. Einstein estaba en América, y declaró que no regresaría a Alemania. Luego, mientras la milicia nazi invadía su casa y confiscaba su cuenta bancaria, un periódico de Berlín desplegó en titulares, «Buenas noticias de Einstein: no vuelve». Ante la amenaza nazi, Einstein renunció al pacifismo, y, finalmente, temiendo que los científicos alemanes construyesen una bomba nuclear, propuso que los Estados Unidos fabricasen la suya. Pero, incluso antes de que estallara la primera bomba atómica advertía públicamente sobre los peligros de la guerra nuclear y proponía el control internacional de las armas atómicas.

Durante toda su vida, los esfuerzos de Einstein por la paz probablemente no lograron nada duradero, y, ciertamente, le hicieron ganar pocos amigos. Su elocuente apoyo a la causa sionista, sin embargo, fue debidamente reconocido en 1952, cuando le fue ofrecida la presidencia de Israel. Él rehusó, diciendo que creía que era demasiado ingenuo para la política. Pero tal vez su verdadera razón era diferente: utilizando de nuevo sus palabras, «las ecuaciones son más importantes para mí, porque la política es para el presente, pero una ecuación es algo para la eternidad».

Fuente: Stephen W. Hawking. Historia del Tiempo. Barcelona: Editorial Crítica, 1988.

 

Anuncios

Martin Luther King, Una vida y un sueño

Un sueño de Igualdad

Hijo de un ministro baptista, estudió teología en la Universidad de Boston. Desde joven tomó conciencia de la situación de segregación social y racial que vivían los negros de su país, y en especial los de los estados sureños. Convertido en pastor baptista, en 1954 se hizo cargo de una iglesia en la ciudad de Montgomery, Alabama. Muy pronto dio muestras de su carisma y de su firme decisión de luchar por la defensa de los derechos civiles con métodos pacíficos, inspirándose en la figura de Mahatma Gandhi y en la teoría de la desobediencia civil de Henry David Thoreau. Al poco de llegar a Montgomery organizó y dirigió un masivo boicot de casi un año contra la segregación en los autobuses municipales. Su fama se extendió rápidamente por todo el país y enseguida asumió la dirección del movimiento pacifista estadounidense, primero a través de la Southern Cristian Leadership Conference y más tarde del Congress of Racial Equality. Así mismo, como miembro de la Asociación para el Progreso de la Gente de Color, abrió otro frente para lograr mejoras en sus condiciones de vida. En 1960 aprovechó una sentada espontánea de estudiantes negros en Birmingham, Alabama, para iniciar una campaña de alcance nacional.

En esta ocasión, fue encarcelado y posteriormente liberado por la intercesión de John .F Kennedy, entonces candidato a la presidencia de Estados Unidos, pero logró para los negros la igualdad de acceso a las bibliotecas, los comedores y los estacionamientos. En el verano de 1963, su lucha alcanzó uno de sus momentos culminantes cuando encabezó una gigantesca marcha sobre Washington, en la que participaron unas doscientas cincuenta mil personas, ante las cuales pronunció uno de sus más bellos discursos por la paz y la igualdad entre los seres humanos. Él y otros representantes de organizaciones antirracistas fueron recibidos por el presidente Kennedy, quien se comprometió a agilizar su política contra el segregacionismo en las escuelas y en la cuestión del desempleo, que afectaba de modo especial a la comunidad negra.

No obstante, ni las buenas intenciones del presidente, quien moriría asesinado meses más tarde, ni el vigor ético del mensaje de King, Premio Nobel de la Paz en 1964, parecían suficientes para contener el avance de los grupos nacionalistas de color contrarios a la integración y favorables a la violencia, como Poder Negro, Panteras Negras y Musulmanes Negros. La permeabilidad de los colectivos de color, sobre todo de los que vivían en los guetos de Nueva York y de otros estados del norte, a la influencia de estos grupos violentos, ponía en peligro el núcleo del mensaje de King, el pacifismo. En marzo de 1965 encabezó una manifestación de miles de defensores de los derechos civiles que recorrieron casi un centenar de kilómetros, desde Selma, donde se habían producido actos de violencia racial, hasta Montgomery. Su lucha tuvo un final trágico: el 4 de abril de 1968 fue asesinado en Memphis por James Earl Ray.

“Hemos aprendido a volar como los pájaros, a nadar como los peces; pero no hemos aprendido el sencillo arte de vivir como hermanos”.

Martin Luther King

Tomado de:biografica.info

 

 

Rubén Dario Padre del Modernismo

Rubén Dario padre del Modernismo

Nació en Metapa, Nicaragua, que hoy lleva el nombre de Ciudad Darío, el 18 de enero de 1867. Sus padres, Manuel Darío y Josefa Sarmiento, se separaron cuando era apenas un niño, y fue criado por su abuela en León, lugar al que siempre consideró el de su origen.

Con apenas 14 años, su abuela lo presentó en Managua, donde fue reconocido por sus dotes literarias y artísticas, como un prodigio. Era creativo, memorioso, recitaba poesía y leía a poetas franceses.

Viajó por Europa y América, representando a su país, como cónsul y embajador.

En 1886, viajó a Chile, donde publicó “Abrojos”, “Canto épico a las gloria de Chile”, y “Rimas”, todas en 1887. En 1888 “Azul…”fue su primer gran libro, elogiado por la crítica, sobre todo por el escritor español, Juan Valera y el uruguayo José Enrique Rodó.

De regreso a Managua, contrajo enlace, en 1891, con Rafaela Contreras, con quien tuvo su primer hijo, pero lo dejó viudo en 1893. Volvió a casarse en Madrid, en el año 1900, con Francisca Sánchez, que lo hizo padre por segunda vez, y fue su compañera durante el resto de su vida.

Representó al gobierno nicaragüense en 1892, en los actos de celebración del IV centenario del descubrimiento de América. Así fue siendo reconocido a nivel mundial, fama que fue creciendo tras sucesivos viajes por Estados Unidos, Chile, Francia y Argentina, donde tras radicarse en Buenos Aires, colaboró con el diario “La Nación”, lo que le permitió volver a España en 1898, como corresponsal.

Tras su paso por París, su poesía se volvió más universal, ya que los poetas parnasianos y simbolistas dejaron su impronta en su creatividad. Abundaron en sus obras imágenes exóticas, metáforas, símbolos y figuras retóricas. Fue proclamado por sus colegas como el padre del modernismo.

Su poesía muestra los gustos y sentimientos de su época, en forma refinada y elevada, abundando los elementos decorativos y las resonancias musicales. El arte es convertido por su pluma en un triunfador sobre el amor, y también sobre la naturaleza, restableciendo el orden y la armonía, cuando lo natural se presenta caótico.

Es también un poeta cívico, exaltando héroes y hechos nacionales, tomando una posición crítica, con respecto a la realidad socio-política.

Figuran entre sus creaciones: “Abrojos”, “Canto épico a las gloria de Chile” y “Rimas”, dedicada a Becker , todas de 1887. En 1888, “Azul…”, surgió de su romántico pensamiento, para exaltar el amor. Este fue el libro que lo consagró como creador del modernismo. En 1896-1901, “Prosas profanas y otros poemas”, consagraron el triunfo del arte por sobre el amor. En 1901 publicó “Peregrinaciones”.
El arte restableció el orden de la naturaleza en “Cantos de vida y esperanza”, publicado en 1905. En 1910 apareció “Poemas de otoño”. Nació en 1907 “El canto errante”, donde afrontó los eternos problemas de la humanidad y en 1913 “La isla de oro”.

La Argentina también fue parte de su inspiración poética, a la que como homenaje a su centenario le dedicó “Canto a la Argentina y otros poemas” (1914). Su obra, también expresó en muchos casos ideas de compromiso y toma de posición, como en “A Colón”, donde se opuso al descubrimiento expresando su horror. En “A Roosevelt”, evaluó a latinos y anglosajones.

Fue nombrado representante diplomático de Nicaragua en Madrid, en 1907, pero en 1913 fue aquejado por una crisis religiosa y mística, que lo recluyó en Palma de Mallorca.

Regresó a Nicaragua en 1915, a causa del estallido de la Primera Guerra Mundial, pero el alcohol y la enfermedad erosionaron su cuerpo y falleció en León (Nicaragua), el 6 de febrero de 1916.

“No dejes apagar el entusiasmo, virtud tan valiosa como necesaria; trabaja, aspira, tiende siempre hacia la altura”.     Rubén Dario

Fuente: Poemas del alma.com

El gran poeta Chileno Pablo Neruda


El poeta y escritor Pablo Neruda, nació en Parral (Chile) el 12 de julio de 1904 y murió en Santiago de Chile el 23 de septiembre de 1973. Este gran poeta chileno, fue llamado Ricardo Eliezer Neftalí Reyes Basoalto, y era hijo de José del Carmen Reyes Morales, de profesión obrero ferroviario, y de la maestra de escuela, que lo dejó huérfano tan sólo un mes después de su nacimiento, Rosa Basoalto Opazo. Solicitado legalmente, su nombre fue cambiado en el año 1946, por el de Pablo Neruda, pero ya había comenzado a usarlo en 1920, en homenaje al poeta checo Jan Neruda.

En 1906, su familia se radica a Temuco, ciudad en la cual realiza sus estudios, en el Liceo de Hombres, y es dónde el periódico regional La Mañana, imprime en sus páginas, el despertar literario de sus primeros versos. Habiendo obtenido, con su poema “Nocturno ideal” el tercer premio, en los juegos florales de Maule, en 1919, comienza un año después a contribuir con la revista literaria “Selva Austral”, ya bajo el seudónimo de Pablo Neruda. En esta época, su admirada compatriota Gabriela Mistral, lo inicia en el conocimiento de novelistas rusos.

Se traslada a Santiago en 1921, donde realiza estudios en el Instituto Pedagógico de la Universidad de Chile, y su poema “la canción de fiesta”, es galardonado con el primer premio. En 1923 y 1924, publica “Crepusculario” y “veinte poemas de amor y una canción desesperada”, respectivamente. En 1926, su tendencia modernista gira hacia el vanguardismo en los siguientes libros: “El habitante y su esperanza”, “Anillos”, y “Tentativa del hombre infinito”.

Su exitosa carrera diplomática, comienza en 1927, donde conoce en Buenos Aires a Federico García Lorca, cuya muerte, lo afecta notoriamente. Se casa en 1930, con María Antonieta Hagenaar, de quien se divorcia en 1936. La guerra civil española, de 1936, lo encuentra alineado en el movimiento republicano. En Francia, escribe en 1937, “España en el corazón”, para luego regresar a su patria.

En 1945, recibe el Premio Nacional de Literatura. Se une al Partido Comunista de Chile, donde sufre persecuciones políticas. Huye a la Argentina, y luego a Europa, regresando a Chile en 1952. Ese año publica “Los versos del Capitán”, y en 1954, “Las uvas y el viento” y “Odas elementales”. El premio Stalin de la paz, le es otorgado en 1953. En 1955 se divorcia de su segunda esposa, Delia del Carril, con quien se había casado en 1943. En 1966, contrae enlace con Matilde Urrutia. En octubre de 1971, el Premio Nobel de Literatura.

Luego de haberse desempeñado como embajador en Francia, regresa a Chile en 1972, dónde fallece un año después víctima de un cáncer prostático.

Tomado de: poemas del alma.com